domingo, 19 de septiembre de 2010

CROMOSOMAS DE LA PIÑA Y MUTAGENESIS

Todas las especies del genero Ananas comparten un mismo numero cromosómico (2n=50), una misma morfología y citología floral, tienen el mismo sistema de reproducción, caracterizado por una reproducción vegetativa dominante, una fertilidad sexual baja, particularmente en la mayoría de los tipos cultivados, y una alogamia controlada por un sistema de auto compatibilidad. (D’Eeckenbrugge et al, 1995).    

El sistema de reproducción de la piña es de tipo sexual y alogama,  además  de un sistema de propagación vegetativa dominante que se realiza con la selección de corona del fruto, los vástagos o los hijos de las plantas sanas y productivas. La variabilidad genética intravarietal es muy estrecha, lo que limita las posibilidades del mejoramiento, por otro lado la hibridación intravarietal genera una mayor variabilidad genética debido a la heterocigosis de los parentales (D’Eeckenbrugge et al, 1995).

El origen de los cultivares de la piña se atribuye principalmente a las mutaciones somáticas, debido a que no hay autofecundación y la polinización cruzada solo ocurre en forma ocasional, los híbridos naturales son muy escasos (Collins,1960).

La formación de esquejes en la base del fruto se debe a una mutación de tipo dominante según Collins y Kerns (1938), que genera un alto número de esquejes que afectara el tamaño del fruto, promoviendo en esta manera la aparición de protuberancias en la base del fruto.
  
 Escrito por: Angelica Gomez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada